La Terapia Centrada en la Persona te ayudará a hacer un camino de regreso a casa. Podrás conectar contigo misma/o de una manera nueva y desde ahí dejar que la vida que hay en ti se abra paso. 

Todos conocemos el dolor, sufrimiento, tensión y enfermedad, pero seamos realistas y aprendamos a ver que en nuestra vida también hay alegría, relajación y sanación.

Es un tipo de terapia no directiva. Se basa en la idea de que existen unas condiciones que pueden llevar al ser humano desarrollarse como tal.

Mi trabajo es conocerte muy bien, porque no hay dos personas iguales. Eres única/o y aceptarte y respetarte tal cual eres es una de esas cosas que debemos lograr en nuestra vida.

Al igual que una planta si le das agua, luz y calor tiene todo lo necesario para transformarse en una flor y dar frutos, un ser humano también. 

Las condiciones para un ser humano son:

  • Aceptación incondicional positiva. (No Juicio)
  • Empatía.
  • Congruencia.

Te ayudará a ser consciente de tu malestar corporal, mental y emocional y ponerle remedio, te permitirá controlar y reducir el estrés y dolores de cabeza asociados.

Podrás dejar la obsesión, la mente de mono, que salta de un tema a otro incesántemente y te deja agotada/o, o la mente rumiante que está venga a dar vueltas a lo mismo una y otra vez.

Ponte en contacto conmigo, mándame un wasapp o llámame y te cuento sin compromiso.

Se ve a un terapeuta en actitud comprensiva y a su cliente. Terapia centrada en la persona.
93 %
EMPATÍA
97%
CONGRUENCIA
95%
CONSIDERACIÓN POSITIVA